El pez por la boca muere...

"No los sigas ni los bloquees, pero te avisamos x las dudas. De todos modos, la historia de Sandra la conocen todos los de Intrusos" Miguelcontte

miércoles, 9 de mayo de 2012

Somos lo que comemos (y bebemos)


Recibí hace unos días un correo con esta información. Sabía que las gaseosas eran malas, pero al parecer, aún son más dañinas de lo que pensamos. Con respecto a la Coca Cola, la “fórmula secreta” de la cual sólo se conocen algunos componentes, son potenciales causantes de enfermedades como la diabetes- obesidad, osteoporosis, cáncer, Alzheimer, influyendo también en otros problemas como: la anemia, insomnio, síndrome metabólico, cálculos renales, y hasta daño cerebral.
Peor aún las bebidas dietéticas, que contienen el veneno (mal llamado edulcorante) del aspartamo.

Al tomar Coca Cola, esto sucede:

En los primeros 10 minutos, la cantidad de 10 cucharadas de azúcar, golpea tu sistema. Cabe recordar que es el 100% de la cantidad recomendada diaria. Si no fuese por la cantidad de ácido fosfórico que contiene, vomitaríamos debido al sabor extremadamente azucarado.

A los 20 minutos, el azúcar llega a la sangre, causando una subida de insulina considerable. Tu hígado responde a esto, convirtiendo todo el azúcar que pueda en grasas.

40 minutos después: Nuestro cuerpo ha absorbido toda la cafeína, lo que ha producido que nuestras pupilas se dilaten, y que nuestra presión arterial suba, como respuesta a la intensa actividad de nuestro hígado. Los receptores de adenosina del cerebro, son bloqueados, como consecuencia de esto, sufrimos en mayor o menor medida cierta perdida de sueño.

45 minutos: El cuerpo sube el nivel de producción de dopamina, estimulando la parte central del cerebro. Físicamente, la heroína actúa del mismo modo.

60 minutos: El acido fosfórico es convertido en calcio, magnesio y zinc, que se adhieren a la parte baja del intestino. Las propiedades diuréticas de la cafeína, entran también ahora en el juego. Aquí es cuando surgen ganas de ir al baño, donde se expulsa el calcio, magnesio y zinc que debería ir dirigido a los huesos, así como también el sodio, electrolitos y agua.

Mientras termina la “fiesta” dentro de tu organismo, y termina el revoleo de edulcorantes, empezás a notar la falta de azúcar, motivo por el cual te pones irritable. Ahora eliminaste toda el agua de la bebida junto con los valiosos nutrientes que tu cuerpo podría haber empleado para cosas como hidratarte, reparar tejidos, fortalecer el sistema óseo y prevenir enfermedades.

5 comentarios:

Anónimo dijo...

Los ingredientes activos de la Coca Cola son: el ACIDO FOSFORICO, Y GAS CARBONICO. El ácido fosfórico cuyo ph es 2.8 suficiente para disolver un clavo en 4 días, es altamente dañino para el calcio de los huesos... la combinación del ácido fosfórico con el azúcar refinado y la fructuosa, dificulta la absorción de hierro y puede generar anemia. Además, el gas carbónico provoca adicción psicológica…

No soy seguidora de La Mascarada, pero dejaron en evidencia a Sandra, y apoyo lo que dijeron de La Gallega. Repelentes ambas y su fanatismo.

Anónimo dijo...

Llevo una vida enganchado a este refresco, una vida de anuncios y promociones muy espectaculares, que nos incitaban a comprar mas, y a consumir mas, consumir, consumir, estamos hablando de algo que te engancha, la burbujas, el aroma, el olor, el gas, etc., este refresco nos esta llevando a una parte de la sociedad al sobrepeso. La coca te engorda, te llena, y hasta te limpia el motor del coche… Lo peor es que esto todos lo sabemos y seguimos bebiendo

Anónimo dijo...

Nunca me gustaron las gaseosas, prefiero mil veces agua... Y es gratis!! Salud

Anónimo dijo...

Hay muchos "venenos" en los alimentos y bebidas que tomamos, si leyéramos todas las etiquetas para ver lo que nos estamos metiendo en el cuerpo, dejaríamos de consumir muchas cosas. Hasta la dieta más equilibrada tiene algún componente que no es del todo beneficioso para el organismo.

Anónimo dijo...

Pero que rica que es..