El pez por la boca muere...

"No los sigas ni los bloquees, pero te avisamos x las dudas. De todos modos, la historia de Sandra la conocen todos los de Intrusos" Miguelcontte

viernes, 18 de mayo de 2012

Feliz día Internet..!


Ayer se celebró el “Día Mundial de Internet” y tal fecha me hizo recordar bastante mi pasaje por tal mundillo virtual.
Cada vez que algún medio de comunicación nos informaba sobre las grandes cifras que maneja la "red de redes" en distintos aspectos (usuarios conectados, programas de simulación en línea, redes sociales que empiezan en un garage y terminan vendiéndose en cifras millonarias, etc) todas estas noticias me hicieron reflexionar sobre mis comienzos exploratorios en este espacio, y tantos momentos interesantes que me hizo vivir: mi primer correo electrónico recibido usando un servidor que hoy en día no existe, las discusiones con amigos sobre los grandes espacios que ocupaba Bill Gates-Microsoft en las noticias del día a día, la pronta masividad de Yahoo como correo internacional, la primera vez que chateé con alguien (por una extraña razón, prefería hacerlo con extranjeros, como si fuera una oportunidad para conocer otras culturas, en toda la novedad que representaba hablar con alguien “a miles de kilómetros”, pero en simultáneo), las salas de chat que estaban abarrotadas de usuarios que comenzaban a sumarse a Internet, lo cual generó que páginas particulares también agregaran las propias, con un registro previo.


Recordaba la primera vez que debí enfrentar un programa de descarga y que estuve días para entenderlo (soportando la burla de algunos colegas que se reían cuando les preguntaba qué era: “El Emule”). Recordaba los primeros juegos que bajé, y hasta cuando nos poníamos de acuerdo con amigos para descargar un archivo y de esta forma, compartir la velocidad de los módems, o cuando no existían páginas como Taringa, y me arriesgaba a bajar juegos originales de mi empresa favorita “Big Fish Games” usando la tarjeta de crédito.
En Internet conocí a mis mejores amigos de la “vida real”, a mi actual pareja, y a veces se vuelve tan útil, que llego a hacerme la incómoda proposición de imaginarme hoy en día sin esta espectacular herramienta.

Por todo esto, muy feliz día Internet! Aunque sea atrasado, y las palabras queden perdidas en unos pocos kilobytes.

7 comentarios:

Cecilia dijo...

A mi tambien me atraia chatear con extranjeros al principio. Mis primeros recuerdos de internet fueron malos ya que no tenia idea de como empezar a navegar por una web ,despues me dieron 1 o 2 indicaciones basicas y ahi empeze a disfrutar de la red.

Anónimo dijo...

Uno de los servicios más importantes fue Napster el cual permitía intercambiar y descargar música. Evolucionó el mp3 y fue odiado por muchos artistas que lo demandaron. Aún no tenían idea que años más tarde, el gran fantasma de la piratería les arruinaría absolutamente todo. Además de hacerles perder millones en ventas tampoco se distingue solución alguna en el presente, tremendo!!! Besos Flor.

Anónimo dijo...

Yo creo que la tendencia es tener cada vez menos programas instalados en la computadora, y de este modo transformarnos en usuarios que aprovechan los servicios en línea. Por lo que sin conexión a Internet, una compu apenas es útil.

Noe dijo...

La Encarta es otra herramienta que ya no funca más desde el 2009. Aparte todas las versiones están repetidas, una o dos cosas nuevas y el resto se actualiza de Internet. Las primeras versiones eran un lujo, pero ahora ya es obsoleto

Anónimo dijo...

Y hasta hace unos años, estaba a full la moda del fotolog, metroflog, etc, ni el portal Terra se privó de hacer uno. “¿Te firmo, me firmas?” Jajajjajjajaaa!!!!!

Justice ou Justitia dijo...

Cuántos recuerdos. Al principio también me costó Internet, y para peor, tenía una conexión sumamente lenta que sin mentirles, en una hora podía entrar como mucho a 5 páginas. Esto pasaba porque nunca terminaban de cargar, o recorrerlas por completo me llevaba varios minutos. Las únicas animaciones que podía descargar, eran de formato gif, jejeje. Gracias a tod@s por pasar!

Anónimo dijo...

Crecí con el Internet Explorer, y ahora casi nadie lo usa. Lo extraño porque fue el navegador que me acompañó cuando me convertí en internauta. Q.E.P.D. Internet Explorer, bienvenido Google Chrome.