El pez por la boca muere...

"No los sigas ni los bloquees, pero te avisamos x las dudas. De todos modos, la historia de Sandra la conocen todos los de Intrusos" Miguelcontte

domingo, 12 de julio de 2009

Recordando redacciones vanguardistas


LA TV CANIBAL
JORGE RIAL Y LA FRIVOLIDAD COMO PRECEPTO

“Un buen día cayó en mis manos el libro Hollywood – Babilonia, de Kenneth Anger, y descubrí casi con asombro que nueve de cada diez estrellas son humanas, aunque no lo parezca a simple vista”. Así empieza el prólogo que escribe Jorge Rial en su libro Polvo de estrellas. ¿Para qué lo cito? Para que ya de entrada nomás vayamos viendo ante qué majestuoso pensador nos encontramos. Es admirable cómo el tipo leé entre líneas y puede descubrir algo realmente novedoso, maravilloso, apasionante y digno de decir: los humanos son humanos.

Es en honor a Rial, por ser tal magnánimo pensador, que escribo esta nota.

El susodicho empezó su carrera (?) al lado Lucho Avilés (soberbia aparte) y era el chico al que el conductor mayor maltrataba, dejaba mal parado ante las cámaras y no le daba la palabra sin antes hacerlo pasar por alguna situación ridícula. Pero de eso aprendió -a maltratar- y se fue acomodando de tal forma que, desde hace años, tiene en TV su propio programa y hasta llegó a ser gerente de programación del “independiente” canal América TV " del grupo narcolavadorVila-Manzano".

El periodista (de alguna manera tengo que llamarlo) se dedica a hacer programas de profundo contenido relacionados con el mundo de la farándula. Aunque hay que reconocer que una vez intentó hacer otro cosa (¿se acuerdan de Paf!?)... sólo que no se puede hacer el programa echando a un panelista por día porque habla mal de Menem y/o sus secuaces. Así que el exmuchachito burlado siguió con lo que sabía hacer (es un decir): chimentos. Y el objetivo es realmente digno, ejemplificador, se advierte fruto de horas de análisis: “Poner en evidencia la frivolidad de la farándula” .

Pensar que hubo y hay frívolos como el Dr Mazza cuyo objetivo fue el estudio sobre el Mal de Chagas; el Dr Pasteur que estudió y descubrió la vacuna contra la rabia; Althusser que, entre sus estudios, tenía como objetivo dilucidar, explicar y fundamentar cómo existen y cuáles son los aparatos ideológicos del Estado; y podría seguir con la larga lista de perdedores, pero volvamos al que tiene claras las cosas. Rial.

No sólo el bufón que se transformó en rey conoce su objetivo, sino que tiene un conocimiento del medio periodístico que apabulla: “Sé dónde tengo que apurar, cuándo tengo que parar y a quién tengo que apretar".¿Qué querrá decir con términos como apurar y apretar? Yo creía que esos eran palabras y accionares que le pertenecían a las organizaciones mafiosas. Pero no, parece que el periodismo de Rial se maneja así.
¿Ustedes piensan que el intelectual en cuestión no tiene principios? Bueno, tienen razón: “Este conocimiento sobre el medio televisivo implica funcionar según lo que indican los números, a veces a costa de lo que sea
". Huelgan ejemplos de ello: cámaras ocultas ventilando las preferencias sexuales, imágenes de escenas íntimas, mininovelas basadas en personajes mediáticos en donde hay suicidios, drogas, golpes, engaños, etc., etc.
¿Será por eso que hace algunas noches dijo en una emisión que él hacía ese tipo de programas para, justamente, no salir en programas como esos?

Rial es un personaje mediático y como tal opina de todo. Así escuchamos las siguientes máximas cuando el filósofo brujito Maya (dos potencias se juntaron) le pregunta sobre la educación de nuestro país: “La actual educación es aburrida, tendría que ser mucho más participativa, hacerla entretenida”. Yo medité mucho sobre esto, pedí en las instituciones educativas en la que me desempeño una reunión general y dije: “Colegas, salgamos a buscar material en 'Todo para el payaso'”. Basta de enseñar las pavadas como reglas de tres simples, geopolítica, la historia universal y demás trivialidades y dejemos que opinen los que saben”. Me parece que cuando terminé no había nadie. No te preocupes, Rial, a los genios nunca los escucharon.
Pero el tipo sigue: “Salís del colegio hecho un estúpido, sin saber lo que querés en la vida” AAAhhhhh!!!!! Noooooo!!!!!! bastante cargo con mi propia estupidez como para que vos me cargues la tuya. Resulta que el desprejuiciado periodista es un estúpido y nosotros los docentes tenemos la culpa!!!!! No te digo que la escuela está bien, pero culparnos por tus defectos alimentados por vos mismo, es mucho Jorgito!!!!

Ministros de Educación, decanos, directores, docentes en general, escuchemos y reflexionemos: “Hay que enseñar a pensar”. Poco puedo agregar a pensamientos tan profundos. Sólo quisiera tímidamente decirle a Jorge Rial, si la educación está como está, agradecélo, porque es uno de los factores que hacen que personas como vos no pierdan pantalla en nuestra televisión. Si existiese un pensamiento más crítico, ponele la firma, muchachito sin principios, vos no estarías en donde estás.

Catalina Sosa

3 comentarios:

Anónimo dijo...

Esa redacción es histórica y a la vez sigue muy vigente.
Recuerdo que la publicaron muchos sitios y obviamente, salieron los rialitos a atacar a quién la escribió.
Volaron palabras como "ignorante", "mediocre"... palabras perfectas para describir a Georgie y a sus fans (que en ese momento eran bastantes porque Intrusos no había cometido las peores mierdas en televisión).
La genialidad del discurso de Catalina es que parece escrito ayer y se adelantó a abrirnos los ojos a gente como quién escribe, que en su momento admiró a Jorge.Donde están aquellos rialitos que ponían las manos en el fuego por su amo?
Me atrevo a pensar que la selección natural les habrá mostrado un mejor camino.

beatrix kiddo viuda de Carradine dijo...

Exelente post. No conocia el texto, pero lo describe perfectamente.
Un abrazo grande¡¡

Ojalá la justicia se haga cargo dijo...

21:55 buenísimo tu aporte.

Beax: gracias por tus palabras, un besote grande!